¡Qué hambre! Estas son las marcas de comida rápida más valiosas del mundo

La industria de la comida rápida se ha convertido en un monstruo empresarial que ha transformado a las franquicias en marcas de lo más valiosas en el mercado. Si alguien duda de ello, solo basta con ver la información recientemente revelada por el Ranking Global BrandZ de Kantar Millward Brown y WPP para este 2018, en el que se enlistan las 10 marcas de comida rápida con mayor valor en el mercado.

De entrada, sorprende el hecho de que sólo las primeras 10 marcas de comida rápida más valiosas globalmente reúnen 242.357 millones de dólares, una cifra mareante y que demuestra el poder de un sector dominado por… sí, adivinaron… ¡McDonald’s!

McDonald’s es la marca con mayor valor, alcanzando los 126.044 millones de dólares (más que las otras nueve del ranking juntas). Esta franquicia también es la que mayor crecimiento ha mostrado en esta categoría al incrementar un 29% su valor, colocándose así entre las diez mejores de cualquier sector o categoría a nivel mundial (en un honroso octavo puesto).

Starbucks ocupa la segunda posición en cuanto al listado de las más valiosas de comida rápida, alcanzando un valor de 44.503 millones de dólares. El pódium lo completa la popular cadena de sándwiches Subway con 18.766 millones de dólares.

El ranking ubica a KFC (15.131 millones de dólares) como la cuarta marca más valiosa del sector, así como a Domino’s Pizza (7.446 millones de dólares) como la quinta. Otros especialistas del famoso platillo italiano, los buenos de Pizza Hut, ocupan la sexta plaza con 7.372 millones de dólares.

Tim Hortons (6.904 millones de dólares) ha quedado en séptima casilla, mientras que Burger King (6.555 millones de dólares) ha quedado octava. Cierran el Top 10 Taco Bell, con un valor de marca de 5.213 millones de dólares, y Chipotle, con uno de 4.422 millones de los verdes.

Un sector en pleno crecimiento

El valor combinado de 242.357 millones de dólares de las mejores marcas de comida rápida representa no solo una muy buena salud comercial del sector, sino también una que mejora. Eso, ya que la cifra representa un incremento del 13% en comparación con el año pasado, cuando el crecimiento fue del 7%.