Rafael-Nuñez-La-inteligencia-artificial-aplicada-al-marketing

La inteligencia artificial aplicada al marketing

Los avances tecnológicos han modificado las formas de hacer negocio en la actualidad. Para cualquier marca, resulta de vital importancia aprovecharlos para consagrar su presencia online y, no solo atraer más clientes, sino lograr fidelizarlos. Para ello, un aspecto que resulta fundamental es el de la atención al cliente.

Los canales de comunicación de las empresas ya no se basan solo en llamadas telefónicas, los correos electrónicos, las redes sociales o los chats a través de sus páginas web logran dar forma a una experiencia de negocio que puede comenzar de forma online y terminar de manera presencial, por ejemplo.

Rafael-Nuñez-La-inteligencia-artificial-aplicada-al-marketing

La inteligencia artificial aplicada al marketing representa el presente y el futuro en esta materia. Y si hay una aplicación en la que esta tecnología tiene mucho que dar es precisamente en el área de atención al cliente, donde los Chatbots han llegado para quedarse.

Ahora, ¿Sabes lo que son los Chatbots?

Un Chatbot es un software de inteligencia artificial con el que es posible mantener una comunicación para pedirles algún tipo de información o que realicen una determinada acción. Entre sus ventajas destacan que no es necesario descargar ningún tipo de aplicación para usarlos y que contribuyen a mejorar notablemente la experiencia de los usuarios en los canales de atención.

El reto al que se enfrenta esta tecnología es que necesita evolucionar de forma tal que permita a los usuarios no sentir que hablan con un robot, sino que lo haga de la forma más “humana” posible. Pero, aunque esta tecnología ha estado presente desde hace algún tiempo en otras áreas, en la actualidad, es gracias a empresas como Facebook que está viviendo un proceso evolutivo en el cual aún tiene muchísimo margen me mejora.

Rafael-Nuñez-La-inteligencia-artificial-aplicada-al-marketing

Para las empresas invertir en los chatbots representa a la larga beneficios económicos, pues, contribuye a disminuir la larga la cantidad de empleados necesarios en los departamentos de atención al cliente, y también reduce la cantidad de veces que se comunicaran los usuarios por otros canales de atención, permitiendo que se les puedan asignar nuevas tareas a este personal y optimizar tanto su tiempo, como su productividad, además de la ya mencionada mejora en la experiencia que experimentará el cliente.

Así pues, es una nueva tecnología que marca el camino hacia una nueva forma de comunicación entre las marcas y sus consumidores.